Entradas

Mostrando entradas de 2011

Lo que yo escriba

Imagen

Adolescente en acción

Imagen

Un nuevo rumbo

Visita inesperada de una historia sin contar

¡Suele regresar de vez en cuando!
El chiquitito que alguna vez pude sentir y que deje en el olvido;
de vez en cuando me vine a visitar.
Aún no se si me perdonaste,
no se si podrás mirarme ya que te deje ir sin conocerte.
no pude saber tus primeras palabras,
no pude ver el color de tus ojos (puede que también sean de color miel).
Sueles venir cuando menos te espero.
Te siento a mi lado y acaricio el tierno abrazo que nunca me pudiste regalar.
! Sueles venir! ! No te olvidas de mi!
Como hubiera sido mi vida si te hubiera tenido.
No seria triste, mi chiquito, al contrario, hubiera sido la madre mas feliz.
Un primer regalo, tu compañía.
Perdóname chiquito por haberte regalado una historia sin contar.

Tengo que volver al mundo, chiquito, vendré cuando tu lo desees.


Con amor...tu mami

:)

Imagen
Hola! Les escribo desde la casa de la “Ojona” (Beatriz Amparito Sáenz Ramos). Me acorde de un comentario que leí una vez en mi blog, que aunque no vea a mis amigas, la amistad aun sigue ahí, y eso lo comprobé hoy.  La verdad la Ojona siempre será una gran amiga, no importa lo que pase, ella siempre será mi ojonita linda. Hoy es su cumpleaños nº 18 y nos invito esta tarde a su casa. Estaban: Scarlett, Susan, Rosario, yo y otros amigos. Y como es de suponerse hubo cerveza. La razón por la cual le preste a la ojona su computadora es para poder apartarme un momento de la bulla y del alcohol para escribir un rato.  Siempre cuando consumo licor me acuerdo de una personita a quien sé que no podre olvidar fácilmente. Aunque se rabia cada vez que le escriba algo, yo siempre lo voy tener aquí en mi mente y corazón, y si aun le escribo es porque cada día me imagino que estamos bien y eso hace que yo pueda seguir normal, pero estoy bien.  Que a pesar de estar triste varias veces cuando no me c…

"EL CENTINELA Y LA ALQUIMISTA." Daniel F

La mueca de algún sacrilegio del escombro

kiso ke mi rumbo despliegue la boca de mis cenizas

En la tumba de algún mago de lo fatal

Donde el sonido de las manos ke invocan

Jalan la sonrisa de la mas sorda de las luces

Mirando a través de un drenaje

todo el planeta de tus cielos

Y en ese sermón de los vestigios

No deja de llamarme: esa luz, su historia

ke mece la cuna de la indeferencia

Sin mas remedio ke lo ya leído

por el viejo Centinela a su amada Alkimista

En el trasnotado capricho por seguir viviendo


Ando en deseos de encontrarte decidir si no kedarme

o enfrentar algún dragón

Sobrevuelo la garganta del destino

abrazar a tus lunares

Ke cierran los ojos delante de mi

Siento ke me escapo a cada instante entre el vidrio del silencio

y la Sombra de tu voz

Resbalo por la piel de akella brisa

por encima del incendio

De brazos ke miran la calle menor


Y es a ti a kien veo de pie

Alkimista de lo adverso

y es así Centinela en tu noche

en su ronda habitual


Busco aquel abrazo tan lejano que se tuerce de cost…