Un poco de palabras


Hola, hace tiempo que publicare un post en este blog. Ojala no les aburra, pero hablare sobre mi. 
Y la razón es que soy tan débil, tan vulnerable y tan sosa.
Lo que mas me molesta de mi es que siempre creo en todo lo que me dicen; creo en promesas, en juramentos, en palabras que en verdad para mi cuestan mucho, pero valen poco para quien lo dice. Palabras como “te quiero”, “eres mi mejor amiga”, “te extraño” etc. Son solo míseras y pobres palabras, que no sirven y que su único papel es florecer esperanzas que en si ya estaban marchitas. 

¿Cuál es el fin de decir cosas y no cumplirlas?
 ¿Por qué a veces las personas decimos cosas que luego olvidaremos?

  A mi me han dicho miles de palabras y son con esas palabras con las que escribo mis poemas y mis historias. Para mi las palabras valen mucho, es como un alimento para mi. Pero luego muestran su verdadero rostro y es ahí donde me derrumbo y no se que explicación dar cuando lo que he escrito es totalmente falso, pues las palabras con las que me inspire… SON FALSAS.

Creo que cuando conozca a alguien debo decirle ciertas condiciones: Que no debe jurarme cosas y sobre todo que no haga que me encariñe porque cuando me encariño con una persona, resulta que solo me tiene como una conveniencia para su vida. Yo no quiero eso, pues tampoco soy mala para ser vengativa y hacer peor.  Estoy triste en este momento, pero debo sonreír. Ya que siempre hay que levantarnos aunque tengamos caídas.
Bueno, aquí una foto mía, como ya saben, estoy en una carrera llamada Ing. En Gestión Ambiental y esta foto fue cuando fui a Alpahuayo Mishana.
Sonrían y sean felices. Gracias por leerme.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
qeee liindo tus palbras

Entradas populares de este blog

El mejor relato de la clase

Graduación