Caida en un abismo


Resulta extraño hablar de ilusiones cuando estas sumergida en un mundo de problemas y preocupaciones, donde la gente te falla y te decepciona, donde todo te sale mal y ya no sabes si confiar. 

Yo estoy en la universidad, casi no tengo vida propia pero siempre cuando llego a casa, mi hermosa sobrina me hacia olvidar lo matador que resultaba ver solo números y cuadros estadísticos.
Pero toda esa sonrisa se me borraba por ya no tener a lo que me llenaba de ilusiones y sorpresas. Hace 3 meses había perdido al primer amor de mi vida, al que me hizo ver la vida de otra manera, quien me hizo cambiar la idea de tener hijos y ser feliz, de casarme ¿Casarme? Yo nunca quería casarme pero él me enamoraba cada día que lo tenía en mi vida… 

Yo cometí muchos errores pero él siempre estaba ahí para darme oportunidades. Él falló y también le di oportunidades… y ahora solo hay retazos de lo que antes era algo llamado amor.
Ambas familias piensan que estamos bien, que todo es color de rosa y que todo es igual de maravilloso. Pero yo ya no soy la que vive en su corazón…. 

Siento tristeza por no saber lo que pasa en su cabeza. Un día estamos bien y al siguiente se olvida de mi existencia. Me dice cosas lindas y luego todo resulta mentira… la gente dice cosas y él me dice otras.
Volví a mendigar amor donde ya no quedaba nada.
Ahora no se, siento un gran vacio dentro de mi porque siento que me miento al pensar que todo esta bien, sonreírle cuando me besa pero por dentro tener que llorar porque tal vez sus besos ya no son míos, sonreírle a su madre cuando su hizo es quien me hace llorar. 

Yo quería tenerlo en toda mi vida, pero al salir y pensar bajo una caída de agua me hizo ver que yo debo curar mis lamentos, que él no será eterno y que esto es solo un error que me hizo feliz.
Él no sabe lo que pienso y nunca le importará lo que yo sienta ahora pero estas son las ultimas palabras de amor que me quedan por dedicarle:

Hola José, mi pequeño bebé, te amo muchísimo. Gracias por acariciarme y amarme en todo el tiempo que tu corazón me pertenecía. Yo te fallé, perdóname,  ahora que me fallas sé que no debo reprocharte nada, tal vez lo merezco. Hace tiempo que remedié mis errores pero creo que ya encontraste a alguien más. Lo único que te pido es que no me hables de amor, no me beses ni toques mi piel, soy débil ante ti.. por que te amo.
No me llames ni me busques porque mi meta es odiarte, perdóname por todo.
Pensé que esto era verdadero… Te amo; eso implica desearte toda la felicidad del mundo aunque no sea a mi lado.

Comentarios

¡Ánimo! Que todas esos vaivenes amorosos no te aparten del objetivo de sacar los estudios. Con el título y los conocimientos que adquieras, te será más fácil conseguir luego un empleo más o menos digno.
En cuanto a esa relación de la que hablas, dices que fallaste y que también lo hizo él. Cuando eso ocurre, es porque el amor no era tan bueno como pensábais.
Debes madurar para no cometer ese tipo de fallos y entonces exigir lo mismo que ofreces.
Si siendo tu pareja, te "olvidan", mal asunto...
Y recuerda que no hay prisa para tener hijos o casarse. Hay que conocer bien antes a la otra persona. Tiempo al tiempo...
Besos y cuidate.

Entradas populares de este blog

El mejor relato de la clase

Graduación